Aniversario de Lonquimay (La Pampa)

Sobre tierras que habían pertenecido al señor Francisco Madero, quien fuera Vicepresidente de la Nación en el segundo mandato del General Julio Argentino Roca, los señores Berro y Suffern, procedieron a realizar el día 19 de junio del año 1905 el remate de solares y chacras.

Allí se fundó el pueblo, que está situado en el Departamento Catriló, a la vera de la ruta nacional Nº 5 entre la ciudad de Santa Rosa, capital de la provincia de La Pampa y Catriló, capital del Departamento mencionado y último pueblo sobre el límite con la provincia de Buenos Aires, que fuera denominado Lonquimay.

La localidad está situada a unos 150 metros sobre el nivel del mar aproximadamente y por allí pasa la vía del ex Ferrocarril del Oeste, que conectó la Estación Once de Capital Federal, con la Estación Lagos (actual Santa Rosa) en el ex Territorio Nacional de la Pampa Central el año 1897.

Según algunos antecedentes, este pueblo primero había sido designado como “Doctor Manuel Quintana, quien fuera presidente argentino entre el 12 de octubre de 1904 y 12 de enero de 1906, aunque luego se adoptó por parte de la empresa ferrocarrilera, el topónimo aborigen del lugar. La plaza sigue denominándose Manuel Quintana.

Según el investigador Dr. Rodolfo Casamiquela las variantes del topónimo serían: Loncoma, Longomai, Lonquimay, Lonquemay y Lonquomay. Bajo Análisis y Significado el autor consignó: “Araucano. Las interpretaciones por medio del nombre cabeza (lonkó) son estériles, aunque es casi seguro que su origen lejano se refiere a esa voz, a través de sus propiedades, pues el topónimo alude a una planta, así denominada sin alteraciones. Ignoro de qué vegetal se trata, pero tengo el dato por aborígenes insospechables. Por otro lado, el topónimo existe igualmente fuera de La Pampa (en Chile)”.

El tanque de agua, donde las locomotoras a vapor de las primeras décadas se reabastecían para proseguir la marcha

A partir de 1897 el trazado de la vía ya estaba en condiciones de ser utilizado. En esa época, la locomotora funcionaba a vapor, y por ello se detenía entre las estaciones de Catriló y Uriburu para proveerse de agua, en un tanque que se encontraba a una legua y media, de donde actualmente existe Lonquimay. A raíz de esto la estación del Ferrocarril Oeste, iba a construirse allí mismo e iba a llevar por nombre  “El Tanque”.

 Pero como la calidad del agua era mejor en Lonquimay, se decidió  montar la parada unos kilómetros más al norte. La estación comenzó a funcionar con tres personas en los cargos de jefe, cambista y ayudante, la cual se construyó a 150 metros elevada sobre el nivel del mar, una precaución por demás importante de los ingleses, dado que la zona es propensa a las inundaciones.

Una característica de la importancia del ferrocarril por aquellos años, y la incidencia que Lonquimay tenía en ello, es que comenzó con un servicio mixto de tren de pasajeros y carga, en el que se transportaban los caballos del “Haras Lonquimay”, propiedad de don Francisco Vilacoba, quien los fletaba con destino al hipódromo de Palermo.

El edificio de la Iglesia de la comunidad Católica Apostólica Romana

Los primeros pobladores y comercios llegaron y se establecieron con la llegada del ferrocarril, pero la colonización se aceleró a partir del loteo y la creación del pueblo. Algunas de las familias tradicionales del pueblo fueron Altube, quien había sido el primer encargado de la Estancia “La Holanda” (Ortíz Echagüe) Arrieta, Carnicelli, Fernandez, Menendez, Montero, Pezzola, Souto, Tapia, Vilacoba; siendo la mayoría de ellos inmigrantes españoles e italianos, aunque también hubo otros inmigrantes de la comunidad sirio libanesa como Aude, Ale y otros.

El promedio anual de lluvias es de alrededor de 700 milímetros, y dado que se encuentra en una zona apta de tierras de la pampa subhúmeda, el suelo es propicio para la agricultura. El trigo, la alfalfa, el centeno y el girasol han tenido y aún se alcanzan muy buenos rindes, en campos de los alrededores.

Lateral de la vivienda de la familia Souto, que aún se mantiene en buenas condiciones y ha sido declarada Patrimonio Arquitectónico

El Censo Nacional de Población estableció para el año 1991 que en el núcleo urbano se encontraban viviendo 1.405 habitantes, mientras que el último Censo realizado el año 2010 determinó la cantidad de 1.680 personas domiciliadas en dicho pueblo de Lonquimay.

La primeracasa de comercio de ramos generales, que alcanzó bastante notoriedad, fue la que creó mucho antes que la localidad,  Bordarampé, quien en 1888,  la instaló en el campo, en 1906 la trasladó a la parte urbana y finalmente cerró sus puertas en los años adversos de la década del ’30.
En 1905, con  la fundación del núcleo urbano del pueblo, nació la firma Semper y Garzarón, de larga trayectoria.

En el jardín frente al edificio de la Municipalidad se halla el monumento en homenaje al General José de San Martín, el Padre de la Patria

Desde 1923 la Comisión de Fomento pasó a revestir el rango de Municipalidad, siendo don Pedro Bordaranpé, el primer presidente del consejo. Desde 1973 la comuna y el Juzgado de Paz funcionan en un mismo edificio. Este había sido creado en 1917, siendo el primer titular el señor Juan Urrengoechea.

Especialmente unida a la historia de Lonquimay, existe una firma que en 1908 fundó don Vicente Montero, desde 1953 “Hijos de Vicente Montero” quien en 1910 se instaló en una construcción que aún se conserva, en una esquina frente a la estación. La empresa siempre se destacó por su industria de jabón y derivados; con los años agrandó su espectro comercial y abasteció la demanda de sus productos en distintos puntos de La Pampa, en otros lugares del sur argentino, en Buenos Aires y en el sur de San Luis.

El monumento en homenaje a la Madre emplazado en un sector de la plaza central del pueblo

El Consejo Nacional de Educación asignó a la escuela primaria el Nº 35. Actualmente en el mismo solar también está funcionando el colegio secundario,  Instituto “Julio Nery Rubio”, que recuerda al maestro santiagüeño de ese nombre, quien de niño y adolescente vivía en esa localidad y que es considerado uno de los grandes poetas de La Pampa. Sus libros han sido publicados por la Cámara de Diputados de la provincia de La Pampa.

Entre las instituciones que se fundaron en el transcurso de las décadas posteriores se recuerdan entre otras:el hospital “Doctor Pablo Lecumberry”, en 1933 se fundó la Biblioteca Municipal “Domingo Faustino Sarmiento” y posteriormente se sumó la Biblioteca Popular “María R. de Bada”.
Como entidad social y deportiva es tradicional el “Lonquimay Club” y en un momento existió el Club Independiente, luego disuelto.En la actividad periodística se recuerda que, entre los años 1936 y 1937, el periodista Zoilo Casas instaló  una imprenta y con ella editó el periódico “La Voz del Desierto”.

3 Comments on “Aniversario de Lonquimay (La Pampa)”

  1. Hola. Escribo desde Chubut.
    A través d acta matrimonial supe q mis abuelos españoles vivieron en Lonquimay y trato de armar mi historia. Será q puedan indicarme si existe publicación d actividades del pueblo y sus habitantes en año 1915?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *